martes, abril 16, 2024
spot_img
InicioARTES Y ESPECTACULOSMuere Suzanne Somers, actriz de «Three’s Company»

Muere Suzanne Somers, actriz de «Three’s Company»

Prevention

(CNN) — Suzanne Somers, la actriz que iluminó la pantalla chica en «Three’s Company» y una de las promotoras de fitness más emblemáticas de la televisión, murió, según un comunicado facilitado a CNN por su publicista de toda la vida, R. Couri Hay. Tenía 76 años.

«Suzanne Somers falleció en paz en su casa en la madrugada del 15 de octubre. Sobrevivió a una forma agresiva de cáncer de mama durante más de 23 años», escribió R. Couri Hay en el comunicado compartido en nombre de la familia de la actriz.

En julio, Somers reveló una recurrencia del cáncer de mama.

«Desde que me he tomado un tiempo libre, muchos de ustedes me han pedido más detalles sobre mi salud. Como saben, tuve cáncer de mama hace dos décadas, y de vez en cuando vuelve a aparecer, y sigo luchando contra él», escribió en Instagram. «Esto no es territorio nuevo para mí. Sé cómo ponerme mi equipo de batalla y soy una luchadora».

Una carrera polifacética

La polifacética carrera de Somers se extendió durante décadas, aunque fue mayoritariamente conocida por su papel de Chrissy Snow en la exitosa comedia de ABC «Three’s Company», que se emitió a finales de los 70 y principios de los 80.

Posteriormente fue autora de varios libros, entre ellos los superventas «Sexy Forever», «Knockout» y «Ageless». También tuvo su propio programa de entrevistas y se convirtió en empresaria del bienestar, en gran parte gracias al éxito de su famosa asociación con ThighMaster, que la convirtió en una especie de icono del fitness.

Somers empezó a actuar a principios de los 60 con una serie de papeles no acreditados en películas. En 1973, obtuvo su primer crédito en pantalla en la película de George Lucas nominada al Oscar «American Graffiti».

A principios de los años 70, Somers apareció en varias series de televisión, como «One Day at a Time», «The Love Boat» y «Starsky and Hutch», antes de conseguir su gran papel como Chrissy Snow.

Junto a John Ritter y Joyce DeWitt, Somers interpretó su papel durante cinco temporadas, entre 1977 y 1981. La comedia fue un gran éxito y catapultó a Somers al estrellato.

Su etapa en «Three’s Company» terminó en 1981, después de que Somers pidiera a los productores un aumento para igualar el salario de Ritter el año anterior.

«No pensaba ser esta persona. Me gustaba mucho ser Chrissy Snow en la tele. No planeaba ser la primera feminista no oficial cuando exigí igualdad salarial», declaró a Entrepreneur en 2020, y añadió: «Todos los hombres ganaban entre 10 y 15 veces más que yo, incluido John Ritter, y la cadena decidió convertirme en un ejemplo para que ninguna otra mujer tuviera la osadía de pedir paridad. Perdí aquel gran trabajo y en aquel momento me sentí desolada, pero en la vida hay regalos velados. De repente me echaron a la calle, pero seguí reinventándome, y mi marido y yo decidimos que no volveríamos a trabajar para nadie».

Tras su salida de la comedia, se convirtió en una popular animadora de Las Vegas. En 1987, Somer fue nombrada artista femenina del año en Las Vegas junto a Frank Sinatra.

«¿Fue injusto lo que me pasó en ABC? Sí. Fue injusto, pero la vida no es justa y hay que superar las cosas y seguir adelante», dijo.

Después de «Three’s Company», Somers interpretó a la sheriff Hildy Granger en la serie cómica de televisión «She’s the Sheriff» de 1987 a 1989. En la década de 1990, Somers apareció en varios telefilmes y como estrella invitada en programas de televisión como «Full House», el «Show de Larry Sanders» y «Los Simpson».

Foco en la salud y familia

Al margen de su próspera carrera televisiva, Somers centró su energía en el ámbito del bienestar. En los años 90, Somers protagonizó el infomercial de ThighMaster, un aparato para hacer ejercicio en casa.

«Salí de mi camerino en ropa interior y le dije a mi marido: ‘¿Te gustan mis zapatos nuevos? Y él me dijo: ‘¡Qué piernas más bonitas! Y yo dije: ‘¡Dios mío, ese es el anuncio! Así fue como empezamos con el anuncio», cuenta Somer, y añade que llegaron a vender «10 millones de ThighMasters nada más salir al mercado». Somers es autora de más de dos docenas de libros sobre bienestar, muchos de los cuales se convirtieron en best sellers del New York Times. En los últimos años desarrolló numerosos productos naturales de belleza y nutrición que promocionaba con frecuencia en sus redes sociales.

Somers hablaba y escribía a menudo sobre envejecer sin miedo.»Hoy me encanta envejecer, porque he encontrado una nueva forma de envejecer», dijo a Palm Springs Life en 2015.»Mi peso es el que tenía a los 20 años, y desde que hice ‘Dancing With the Stars’ esta temporada, mi cuerpo ha cambiado para mejor». Alan dice que es como tener una amante», bromeó Somers. «Y me parece bien».

Casados desde hace cinco décadas, Somers y Hamel seguían estando muy enamorados y los dos se sentían muy orgullosos de su familia.

PUBLICIDADspot_img
PUBLICIDADspot_img
PUBLICIDADspot_img
ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img
- Advertisment -spot_img

Most Popular

Recent Comments