CANADA.- Al menos 18 personas han muerto a tiros, incluido un agente policía, durante las 12 horas en las que un asesino múltiple ha aterrorizado entre el sábado y el domingo a una pequeña población de Nueva Escocia, en la costa Atlántica de Canadá. La policía ha identificado al asesino como Gabriel Wortman, de 51 años. El domingo a mediodía se desconocían los motivos o las circunstancias del tiroteo. Y a última hora, la cifra de muertos, revelada por la televisión pública citando fuentes policiales, seguía siendo provisional. Se trata del mayor asesinato múltiple en la historia de Canadá.

Las primeras informaciones de la policía, en la madrugada del domingo, indicaban que estaba buscando a un sospechoso que conducía un coche de policía e iba disfrazado como un agente, pese a no pertenecer al cuerpo de Policía. Nombraba a Wortman y advertía de que estaba considerado “armado y peligroso”.

En su cuenta de Twitter, la policía de Nueva Escocia anunció sobre las 11.00 hora local (las 16.00 en la España peninsular) que Wortamn había sido detenido. En la tarde del domingo, dijo en rueda de prensa que el sospechoso había fallecido, pero no aclaró si ha sido por disparos de la policía. En la rueda de prensa, la policía dio la cifra de 10 fallecidos, sin incluir el sospechoso.

La matanza comenzó en la noche del sábado en pequeña localidad de Portapique, que tiene apenas un centenar de habitantes y se encuentra en la costa a unos 130 kilómetros al norte de Halifax. La Policía Montada acudió a una residencia de la localidad y encontró allí varios cuerpos sin vida. Posteriormente, otros cadáveres fueron hallados en distintos lugares. La persecución acabó en una gasolinera de la localidad de Enfield. En ese lugar murió el asesino, abatido por la Policía, según la BBC, aunque no ha habido confirmación oficial. El primer ministro del país, Justin Trudeau, lamentó el ataque y lo describió como “una situación terrible”, según la BBC.

Trudeau ha anunciado este lunes que impulsará una nueva legislación sobre el control de armas para prohibir la posesión de fusiles de asalto en cuanto el Parlamento retome sus sesiones, suspendidas por la epidemia de coronavirus.

El anterior tiroteo múltiple en Canadá, donde son muy raros este tipo de sucesos en comparación con sus vecinos del sur, EE UU, fue en agosto de 2018, cuando un hombre mató a cuatro personas, incluidos dos policías, en un edificio de apartamentos de New Brunswick. El peor tiroteo en Canadá hasta este domingo había sido el sucedió en diciembre de 1989, cuando un asesino acabó con la vida de 15 mujeres en Montreal.


------------------------------------------------------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí