jueves, septiembre 28, 2023
spot_img
InicioESPECTACULOSNadia Ferreira esposa de Marc Antony «Siempre digo que yo soy un...

Nadia Ferreira esposa de Marc Antony «Siempre digo que yo soy un milagro de Dios»

Nadia Ferreira, modelo paraguaya y esposa del cantante Marc Anthony, realizó de manera reciente una entrevista para People en Español donde deja saber que tenía muy claro su futuro.

«Soy una mujer muy soñadora y desde muy chiquita siempre aprendí a ponerme metas a corto y largo plazo y siempre una de esas fue tener una familia, casarme, tener numerosos hijos», cuenta la paraguaya de 23 años. «Hoy Dios me está dando la bendición de estar embarazada y wow, ¡estoy en las nubes todos los días en mi vida!».

«Creo que es el momento más maravilloso de mi vida hasta que nazca nuestro bebé», dice con voz entrecortada Ferreira. «Seguramente será lo más maravilloso que me [pasará] en la vida». A lo que agrega: «Nos sentimos muy bendecidos y bueno, lo que más deseamos es que [nuestro bebé] nazca con mucha salud».

Según lo reseñado, Marc Anthony es el encargado de que Ferreira viva una maternidad repleta de paz y tranquilidad. «El apoyo de Marc es fundamental [en] mi embarazo, y la mayor parte de todo esto es por él», asegura la modelo, quien no se despega ni un segundo del salsero, al que acompaña en sus conciertos. De hecho, estas fotos de portada fueron tomadas en una playa de San Diego, CA durante la gira del salsero.

También se les vio disfrutando juntos del Clásico Mundial de Béisbol en Miami. «Está conmigo, me consiente muchísimo. Estamos juntos prácticamente todo el día, nos llevamos superbien. El apoyo y el cariño de él es fundamental para que esto esté siendo maravilloso».

Igual de mágico fue el momento en que Ferreira y Anthony quedaron flechados a principios del 2022, en un acto de la fundación del cantante Maestro Cares. «Él es maravilloso en todos los aspectos», señala Ferreira, «nos enamoramos».

Meses después, la pareja se comprometió y fue el pasado enero frente amigos como David Beckham, Salma Hayek, Lin-Manuel Miranda o Maluma, que la pareja dio el «sí acepto» en el Pérez Art Museum de Miami. Un mes después, los tórtolos anunciaron que estaban embarazados. «Sé que [Marc] va a ser un excelente papá», asegura la madre primeriza de su pareja, quien tiene seis hijos de anteriores relaciones. «Eso ya me queda claro».

Al tiempo que está pendiente de su embarazo, Ferreira sigue adelante con su carrera profesional. «Honestamente no ha cambiado [mi día a día] mucho en el sentido de mis actividades, no he parado, trato de hacer ejercicio, también mis trabajos, en todo lo que pueda, estoy activa», cuenta la paraguaya, quien trabaja como modelo desde que tiene 3 años. «Lo más importante creo que es vivir el momento cada segundo y lo estoy haciendo, pero sin dejar de hacer mis actividades».

Esa faceta independiente y trabajadora contribuyó, asegura, a que Anthony decidiera compartir su vida con ella. «Algo que siempre nos decimos Marc y yo: «Yo te admiro». Y creo que él me admira por la mujer que siempre he sido desde muy chiquita, una mujer luchadora que ha pasado por muchas situaciones difíciles en cuanto también a salud», confiesa. «Y pues, siempre saliendo adelante, siempre buscando todo lo positivo, luchando por cada uno de mis sueños».

La realidad es que no todo ha sido miel sobre hojuelas en la vida de la modelo, quien ha pasado por momentos realmente complicados. «Siempre digo que yo soy un milagro de Dios porque yo nací con tortícolis congénita y a los 8 meses de edad me tuvieron que operar, estaba entre la vida y la muerte», recuerda la artista.

Una década después se le diagnosticó el síndrome de Susac, una enfermedad causada por la oclusión autoinmune de la microvasculatura del cerebro, la retina y el oído interno. Como consecuencia, explica ferreira, perdió la audición y la movilidad del lado izquierdo. «Le decía a mi mamá: ‘Voy a estar bien, yo voy a estar bien, yo sé que voy a estar bien’».

Esa entereza en medio de la oscuridad, así como el apoyo de su familia, hicieron que esa niña acabara alcanzado sus metas. «Me gustaba mucho escribir, y en una de esas cartas yo escribí: Me voy a convertir en alguien importante, en alguien que las personas puedan ver como un ejemplo, voy a representar a Paraguay y mi ideal siempre va a ser poner el nombre de mi país en alto», recuerda Miss Paraguay 2021, quien representó a su país en el certamen de Miss Universo. «Ahí vienen esas ganas de salir adelante, la perseverancia, el trabajo duro y el no descansar».

A ese espíritu atribuye el dulce momento que atraviesa. «Creo que todas esas cosas, sumado a todas esas ganas que siempre tuve, y siempre voy a tener, de salir adelante y de seguir creciendo personalmente como profesionalmente, me llevaron a este momento de mi vida en el cual me siento sumamente feliz».

De hecho, ya se encuentra haciendo todos los preparativos para recibir a su bebé en Estados Unidos. Su madre Ludy Ferreira viajará para apoyarla cuando llegue el gran momento. «Ella está muy feliz y uno como mamá y como padre, lo que desean es ver a sus hijos realizados y creo que eso es lo que siento de parte de mi mamá, el verme realizada, embarazada, feliz eso la pone muy contenta», cuenta Ferreira, quien así como no desvela el momento en que ella y su pareja se enteraron del embarazo, también se reserva el sexo de su retoño. «Sé que mucha gente debe estar curiosa de saber qué es, pero es algo que lo guardamos para nosotros. Nosotros nos sentimos muy bendecidos y lo único que puedo decir es que lo que le pedimos a Dios todos los días es que nazca con mucha salud. Ya si es niña o niño, ya no importa, lo que nos mande Dios, estamos felices».

En cuanto a las situaciones difíciles que ha atravesado, revela, «te puedo mencionar muchas cosas, en la parte de salud, yo siempre digo que yo soy un milagro de Dios porque yo nací con tortícolis congénita y a los 8 meses de edad me tuvieron que operar, básicamente a mi familia le dieron la noticia y le dijeron que tenían que escoger porque estaba entre la vida y la muerte. Si no la operamos, no va a poder vivir más de un año porque no iba poder resistir. Pero la otra era que la operación podría causar ciertos problemas. Pero gracias a Dios, mi mamá tomó la decisión de operarme y fue un éxito.

Ferreira agrega «luego, a los 10 años de edad -siempre he sido superdeportista y practicaba tenis desde los 6 años de edad- estaba practicando para representar a Paraguay. Yo no iba a representar a Paraguay ni como modelo ni como Miss Universo, sino jugando tenis y hacía bastante deporte hacía, ciclismo, basketball y todo eso como esfuerzo físico empezó a traerme problemas».

«Me diagnosticaron en Paraguay esclerosis múltiple, que fue un diagnóstico errado que llegó tras dos años de tratamiento. [Luego ] el diagnóstico [fue] síndrome de Susac, que es de la misma familia, pero sí tiene cura. Entonces todas esas etapas difíciles, no solamente yo sino toda mi familia [estuvo ahí para] apoyarme, siempre he sido una persona desde chiquita muy positiva yo siempre crecí, creo y voy a creer en Dios y en que los milagros existen» puntualizó.

PUBLICIDADspot_img
ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -spot_img

Most Popular

Recent Comments