Semana Santa sin Willie Rodríguez

0

Por: Ynmaculada Cruz Hierro
Santo Domingo. RD

Esta será una Semana Santa en la que por primera vez en décadas la voz de Willie Rodríguez no se elevará en defensa de la población, ni de sus especiales oyentes.

El Covid-19 apagó la vida de “La leyenda”, hace nueve meses, no así su impronta en los operativos informativos y de asistencia scial durante estos días.

Durante décadas se distinguió por ser la cabeza de “Z Semana Santa Dominicana”, operativo que seguirá desde mañana con cobertura, en vivo, desde la zona Norte en Santiago y Puerto Plata, el viernes en el Este del país, el sábado en Boca Chica y el domingo desde el puente Juan Carlos.

El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Miguel Méndez, anunció que el operativo de Semana Santa 2022 llevará el nombre del fenecido director de la Z 101, Willie Rodríguez.

El 6 de julio de 2021, Willy Rodríguez no resistió la embestida del covid. La muerte del veterano locutor dejó sin una de sus voces estelares a la radio dominicana, medio en el que fue un entusiasta propulsor, en el que se ganó el mote de “La Leyenda” y al que se entregó de la A a la Z, en cuerpo y alma, durante más de cinco décadas. Tenía 71 años de edad.

El legendario locutor se distinguió por la realización de grandes coberturas en la Z-101, como la Semana Santa, las navidades, el carnaval de La Vega y otros eventos importantes del país.

A Willy no se le ubica en otro lugar que no sea la radio, hasta justo antes de caer en cama de hospital contagiado de covid y morir.

“Yo trabajo de seis a seis, y no sé si realmente descanso, porque cuando llego a la casa me pongo a navegar en la computadora, y aunque estoy trabajado yo descanso leyendo, investigando…”, llegó a decir.

Aunque influenció en las emisoras de frecuencia modulada, su trabajo en los últimos 35 años se concentró en la emisora Z-101, donde fue director y de los fundadores de programas de gran incidencia socio-política y de altos niveles de audiencia como “El Gobierno de la Mañana”.

Su pasión por las ondas hertzianas y la radiodifusión crecieron con él desde el seno familiar en La Vega, donde nació  el 12 de octubre de 1949.

“La radio está en nuestra sangre, nacimos viendo al viejo (su padre) trabajar radio y hemos seguido toda la vida haciendo radio”, llegó a decir en una entrevista televisiva en 2017.

A mediados del siglo XX, en 1962, tras la caída de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, el joven ya fungía como radioaficionado en La Vega.

Cuando su familia se mudó de La Vega a San Francisco de Macorís, en la misma región del Cibao, su padre lo ayudó a construir una pequeña estación que cubría dos o tres cuadras, y ahí nació Radio Juventud, que operaba en la casa familiar.

En San Francisco también formó parte de emisoras comerciales, entre ellas Onda Tropical, Radio Merengue, Hibi Radio.

Luego fue a Ondas del Valle, en La Vega, y de ahí a Radio Santa María, en 1967.

De La Vega se trasladó a Santiago de los Caballeros (Radio Nacional, Radio Azul), donde hizo radio junto a Yaqui Núñez del Risco, Violeta Yangüela, José Guillermo Sued, quienes luego marcaron la comunicación en el país.

También laboró en la radio de Puerto Plata, que para los años 60-70 era muy moderna “y marcó mi vida”.

+ En la capital dominicana

Del Cibao, en 1970 se fue a vivir a Santo Domingo, donde ingresó a HIJB para luego seguir a Radio Visión y HIZ.

En esa emisora capitaleña “viene otro gran momento de mi vida, que es el récord internacional de permanencia en un micrófono, donde duramos 64 horas trabajando radio sin parar, en ocasión de celebrarse en el país Miss Universo”, relató en una entrevista con el periódico El Caribe.

De ahí pasó a Radio Santo Domingo y luego a Radio Disco, donde muchos aun recuerdan su voz y su estilo.

Su ingreso a la Z-101, llamado por el empresario Bienvenido Rodríguez, fue como director de eventos, y al poco tiempo lo nombra director general.

En 1986 inició el histórico programa “El Gobierno de la Mañana”, que marca un antes y un después en la radio hablada dominicana y que marca el surgimiento de los denominados interactivos.

Lo de “La Leyenda” surge porque en los primeros años de “El Gobierno de la Mañana” estaban Marino Guzmán, Juan Taveras Hernández y él hasta que en un momento dado llega al programa don Álvaro Arvelo hijo “y nos bautiza con el nombre de La Leyenda de la Radio”, en el año 1991.

“Para la época, en la calle Ramón Cáceres con Ovando, en Cristo Rey, se producían unos 12 atracos al mes, y nos propusimos llevar el arte al barrio, y abrimos la oportunidad a los jóvenes para que incursionaran al arte a través de la pintura, y agarramos todas las paredes de la zona e hicimos allí murales con esos muchachos, premiamos a los mejores; y muchos de los muchachos que eran perseguidos llegaron allí a hacer obras que permanecieron por muchos años. Esto mantuvo en don Álvaro la idea de que Willy Rodríguez era la leyenda de la radio en la República Dominicana”, contó.

El fenecido director de la Z-101 recibió todos los reconocimientos importantes, como el otorgado por el gobierno de Leonel Fernández en el Grado de Gran Caballero, así como el Micrófono de Oro y otros galardones.

“Para mí, mi mayor reconocimiento es el servicio, saber que por nuestro medio alguien ha podido resolver un problema”,  llegó a comentar.


------------------------------------------------------