Nuevo presidente Boric de Chile le pareció inaceptable que se atrasara la ceremonia de su investidura porque el Rey de España llegara tarde [+ VIDEO]

Nuevo presidente Boric de Chile le pareció inaceptable que se atrasara la ceremonia de su investidura porque el Rey de España llegara tarde [+ VIDEO]

________________________________________________________________________

El nuevo presidente de Chile, Gabriel Boric, ha cargado contra el rey Felipe VI. En una entrevista con la televisión local T13 el lunes por la noche, consideró “bien inaceptable” que su ceremonia de asunción, celebrada el viernes 11 de marzo al mediodía, se demorara “porque el Rey de España llegó tarde”. La ceremonia de juramento comenzó con 15 minutos de retraso según el horario previsto. Felipe VI llegó el último entre los 12 jefes de Estado que se esperaban en Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago, donde está la sede del Congreso.

Fuentes de la Casa del Rey indicaron que “la delegación española siguió en todo momento las indicaciones del protocolo y seguridad chilena, que son quienes marcan el ritmo de llegada de las caravanas”. “De hecho, la caravana con la delegación española estuvo esperando en fila detrás de otras hasta que protocolo y seguridad dieron la instrucción de que ya se podía acceder”, agregaron.

Boric agradeció el lunes a Don Francisco la entrevista que le hizo días antes de la segunda vuelta del 19 de diciembre, que consideró clave en su triunfo sobre el ultraderechista José Antonio Kast. Consultado por el conductor del programa sobre las impresiones que le había dejado su asunción ante el Congreso, cargó contra Felipe VI. “Me pareció bien inaceptable que se atrasara la ceremonia porque el Rey de España se había atrasado. Pero bueno, son cosas que pasan. Uno tiene que aceptar los protocolos establecidos”, dijo Boric.

Los invitados debieron recorrer el viernes por carretera los 120 kilómetros que separan Santiago de Valparaíso. Por cuestiones de seguridad, no se les permitió utilizar el aeropuerto de Viña del Mar, ubicado a unos pocos kilómetros. Una vez en Valparaíso, las comitivas sorteaban tres cordones de seguridad antes de llegar a la sede del Parlamento. Cuando la hora de inicio de la toma de juramento se acercaba, era evidente que ya no se podría cumplir con el horario estipulado. A las doce del mediodía, había aún largas filas de coches esperando para dejar invitados frente a las escalinatas del edificio. Las comitivas oficiales de jefes de Estado y presidentes incluían varios vehículos de custodia que se amontonaban en la calle. Cada nuevo invitado debía esperar que se retirase toda la comitiva anterior. Felipe VI llegó minutos después que el presidente de Bolivia, Luis Arce. Cuando el Rey ingresó al edificio, se cerraron las puertas y comenzó la ceremonia.

________________________________________________________________________


//alpidoveon.com/4/3438322