CALIFORNIA.- Dos gorilas del Zoológico Safari Park de San Diego, California, comenzaron a toser,  el pasado miércoles 6 de enero, por lo que se tomó la decisión de realizarles la prueba de COVID-19.

De acuerdo con un comunicado emitido por el recinto, el San Diego Zoo Global inició el proceso de análisis de muestras fecales de los gorilas a través del Sistema de Laboratorio de Salud Animal y Seguridad Alimentaria de California (CA HFS, por sus siglas en inglés).

Días después, el 8 de enero, los resultados preliminares detectaron la presencia del virus en la tropa de primates. Dichos datos fueron confirmados este lunes por los Laboratorios Nacionales de Servicios Veterinarios (NVSL, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“Aparte de un poco de congestión y tos, los gorilas están se encuentran bien (…) La tropa permanece junta en cuarentena y está comiendo y bebiendo. Tenemos la esperanza de una recuperación completa”, aseguró Lisa Peterson, directora ejecutiva del mencionado zoológico.

Aún no se conocen los motivos del contagio, pero se sospecha que adquirieron la infección por un miembro asintomático del personal del zoológico, a pesar del seguimiento de las precauciones sanitarias en el horario laboral.

“Durante casi un año, los miembros de nuestro equipo han estado trabajando incansablemente, con la máxima determinación para proteger a los demás y a la vida silvestre bajo nuestro cuidado de este virus altamente contagioso. La seguridad de nuestro personal y la vida silvestre bajo nuestro cuidado sigue siendo nuestra prioridad número uno”, refirió Peterson.


------------------------------------------------------

------------------------------------------------------

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí