Cuando comienza el movimiento.

  • No entres en pánico.
  • Si estás dentro de una estructura: agáchate, cúbrete, sujétate, y trata de colocarte en un área donde no te vayan a caer objetos encima, junto a una cama o debajo de una mesa o escritorio fuerte, y espera a que pase el temblor.
  • Evita quedarte junto a muebles muy altos que no estén asegurados a la pared o debajo de objetos que no estén bien asegurados y puedan caerse.
  • Si no encuentras un mueble seguro bajo el cual refugiarte, permanece en una esquina o lugar reforzado por vigas o columnas, agachado y cubriendo la cabeza y cuello con los brazos.
  • Evita quedarte junto a espejos o ventanas de cristal, materiales volátiles, materiales explosivos, materiales tóxicos, cables eléctricos o cualquier otro peligro similar.
  • Si hay alguien encamado, se recomienda cubrirlo con almohadas o algún otro objeto blando.
  • Si estás en silla de ruedas, coloca el freno y cúbrete con los brazos y algún objeto blando.
  • Pasado el terremoto
  • Busca la ruta de salida más rápida y segura.
  • Si tienes lista una mochila de emergencia y está a tu alcance, agárrala y continúa hacia la salida.
  • Verifica que todos los miembros de tu familia y mascotas estén bien.
  • Si alguien lo necesita, dale los primeros auxilios y busca la ayuda que pueda estar disponible.
  • Verifica que tus vecinos estén bien. Si alguno lo necesita, bríndale la asistencia que puedas darle.
  • Verifica las condiciones en que ha quedado tu casa (o la estructura donde estás). Si tiene daños o grietas considerables, evita entrar nuevamente, pues alguna secuela podría terminar de destruirla y poner tu vida en peligro si estás adentro.
  • Si vives en una estructura sobre pilotes finitos, comúnmente llamados zancos, sal de la estructura mientras se mantenga la racha de temblores y busca algún lugar donde refugiarte.
  • Si vives cerca de la costa, observa el mar. Si se retira, muévete de inmediato a zonas más elevadas, fuera de peligro de tsunami.
  • Si suenan las alarmas de tsunami, muévete de inmediato a una zona más elevada, fuera de peligro de tsunami.
  • Si estás en un área cerca de laderas que puedan derrumbarse, muévete a un área segura, distante a donde pueda haber deslizamientos.
  • Evita transitar por carreteras propensas a deslizamientos.
  • Evita transitar por puentes que estén en malas condiciones o con pobre mantenimiento.
  • Evita la curiosidad innecesaria, tomar fotos o vídeos en lugares peligrosos o acercarte a estructuras en peligro de derrumbe.
  • No interfieras o impidas el trabajo de equipos de rescate, manejo de emergencias, bomberos o emergencias médicas.
  • No toques cables caídos, pueden estar electrificados y causarte un shock o incluso la muerte.

    Evita entrar en pánico y actuar a lo loco.

  • No hagas caso a rumores o informaciones sin fundamento. Escucha la información oficial de las agencias de gobierno y las fuentes científicas.
  • Si no es necesario, no hagas llamadas telefónicas o pases largos ratos al teléfono, para evitar que se saturen las líneas. Notifica que estás bien, o lo que necesitas, y da espacio para que otros también puedan hacerlo. Considera usar mensajes de texto en lugar de llamadas.
  • Medidas para proteger a los encamados

    Los cuidadores de personas con impedimentos y pacientes encamados que no tienen movilidad, primeramente deben trabajar de antemano para crear su plan de emergencia con mayor énfasis en proteger el área donde se encuentra ese paciente. Aquí algunas recomendaciones:

    Lo primero que debes hacer es que en la habitación que esté el paciente no puedes tener lo que se conocen como riesgos no estructurales que puedan caer y herir a la persona (ejemplo: cuadros, decoración, abanicos de techo, tablillas).

    Asegura las camas de posiciones al piso (anclarlas para que no corran riesgo de moverse).

    Mantén a la vista los medicamentos que requiere el paciente.

    El cuidador debe velar por su bienestar en medio de un sismo para poder ayudar al paciente una vez pase la emergencia.

    No te olvides del gas:

    Si usas gas, verifica que todas las líneas y conexiones esten seguras y no expuestas a objetos que puedan caer sobre ellas y dañarlas.

    Crea un plan familiar

    La Red Sísmica de Puerto Rico, la Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico, y el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, entre otros, proveen guías precisas para un plan familiar y la mochila de emergencia.

    Sugieren, entre otros pasos, hacer una lista de verificación que incluye:

    Identificar varias rutas posibles para desalojar la casa.

    Identificar al menos dos lugares donde pueda reunirse con la familia, uno cerca de la casa y el otro fuera de la zona, en caso de que no puedan llegar a la casa.

    Designar un contacto de emergencia fuera del área donde vives, y asegúrate de que todos los miembros de tu familia tengan la información de contacto de esa persona.

    Provee información de tu mascota. Si es posible, colócale una placa con información de contacto o un chip localizador.

    Conoce el plan de desalojo para personas con impedimentos o necesidades especiales.

    Identifica y adjudica tareas para cada miembro de la familia, de manera que puedan ayudar en la preparación del plan familiar y su ejecución.

    Puedes tener más información descargando a tu teléfono inteligente la aplicación de Emergencia, disponible para Iphone y Android.

    También hay información y consejos disponibles en los portales oficiales y en las páginas oficiales en las principales redes sociales de la Red Sísmica de Puerto Rico, Cruz Roja Americana Capítulo de Puerto Rico, el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, así como otras agencias del gobierno.

    La mochila de emergencias:

    Esta mochila debe contener algunos artículos esenciales de supervivencia como son:

    Botiquín de primeros auxilios.

    Si tienes alguna condición crónica, los medicamentos de uso diario que requieras.

    Agua para varios días (tres como mínimo, pero si es posible hasta para 10 días). Recuerda que se requiere al menos un galón de agua por día para cada miembro de la familia.

    Comida no perecedera para varios días (tres como mínimo, si es posible hasta 10 días). Evita comidas que puedan deshidratar, como comidas saladas. Toma en cuenta las necesidades especiales de cada persona (ancianos, niños, embarazadas, condiciones médicas).

    Recuerda que si tienes mascotas necesitas agua adicional y la comida de las mascotas, para varios días (tres como mínimo, si es posible hasta 10 días).

    Un radio portátil, linternas y baterías.

    Documentos esenciales de identificación como licencia de conducir, pasaporte, tarjeta de residente.

    Otros artículos que debes considerar es dinero, una libreta y bolígrafo para cualquier anotación necesaria, algún juego para entretener a niños, soga resistente, cinta adhesiva, silbato, brújula, alguna muda de ropa adicional.

    Considera pinturas de aerosol para marcas con indicaciones para rescatistas. Una marca roja indica personas que no han sido auxiliadas.


    ------------------------------------------------------

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí