ORIGEN DE SANTA CLAUS

0
happy new year cartoon Santa Claus with a sack of gifts

¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene este personaje navideño? No estamos hablando del Polo Norte y de su mágica aldea temática, sino del origen de la historia que más tarde terminó por ser la tradición que hoy unifica muchos países del mundo de distintas religiones y culturas.

Quién fue Santa Claus: el nacimiento de la leyenda

Nicolás de Bari fue un obispo cristiano que vivió en Anatolia, Turquía, durante el siglo VI. A pesar de su aparente humildad, venía de una buena familia. Lamentablemente sus padres murieron y el chico quedó solo. En ese momento decidió dedicar su vida a la religión y practicar la modestia que siempre lo caracterizó. Se deshizo de muchas de sus posesiones para repartirlas entre quienes las necesitaban (ya ves que esto empieza a acercarse al tema de los regalos, ¿no?).

El verdadero punto de inflexión es cuando comenzó a regalarles monedas de oro a tres mujeres que estaban por contraer matrimonio pero no podían hacerlo porque les faltaba dinero. Aquí parecemos estar mucho más cerca de la costumbre actual, pero todavía hay más: Nicolás dejó las monedas en los calcetines de estas mujeres, quienes las acomodaban en la pared de la chimenea para que el calorcito del fuego las secara. Esa imagen sí que te recuerda a lo que se ve en las películas, ¿verdad?

Por supuesto, antes de convertirse en la sensación mundial, llegó de Holanda a Estados Unidos en el siglo XVII, probablemente en el 1624. Desde el país europeo viajó con el nombre de Sinterklaas, quien ya en ese entonces era conocido por repartir obsequios entre los niños.

¿Cuál es el origen de la historia de Santa Claus?

San Nicolás en la edad moderna

En 1809, Washington Irving deformó el nombre Saint Claus. Listo, el nombre ya es como el que conocemos, pero ¿qué hay de su imagen? Bueno, pasó por modificaciones interesantes antes de llegar a la clásica que hoy todos tienen en mente. A pesar de que primero fue una suerte de enano delgaducho, finalmente mutó en el hombre gordo y de aspecto bonachón de hoy en día, en 1870. Antes de eso, ya se había establecido que venía del Polo Norte y se transportaba en un trineo volador mágico tirado por renos.

Curiosamente, sus ropajes variaban, y generalmente eran verdes, pero en 1930 Coca Cola lo volvió un arma de marketing inigualable. Ahí obtuvo su traje rojo y blanco.

Puede que la historia no fuera lo que uno espera, y la estrategia de mercado detrás de Santa es un tanto decepcionante, pero no por eso podemos dejar de lado un hecho: la navidad es una festividad que suele unir familias y que vale la pena apreciar.


------------------------------------------------------

------------------------------------------------------